miércoles, 29 de diciembre de 2010

Salamandra

Me puedes destruir por fuera,
pero por dentro mi alma esta en llamas.
Puedes intentar matarme,
pero mi espíritu seguirá ardiendo.
A veces puedo caer y quedar a oscuras,
y aún estará ahí el fuego en mis ojos..
Iluminando.
Ardiendo.
Invencible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario